¿A quien creemos, a Warren Buffett o a Morgan Stanley?

Si Warren Buffett dice una cosa y Morgan Stanley dice otra, ¿a quién creer? Yo tengo mis preferencias, pero lo que de verdad prefiero es tener mi propia opinión basada en mi propio análisis. No quiero tomar decisiones en función de lo que me dicen otros.

Les parecerá que me he vuelto loco, pero nada más lejos de la realidad. Tengo por norma no seguir el mercado por muchas fuentes, una en español, Serenity Markets, y otra en inglés, MarketWatch. Llegué a esta conclusión tras comenzar una lista de las webs a las que no iba a volver, de esas del tipo “es momento de comprar tal o cual” y cuando iba por los dos folios decidí que era mejor hacerme una lista de las que sí se podían ver.

Para el seguimiento diario, sólo esas dos. Para otras cosas, la web de Ramón Terol es una joya, en Invertir y Especular siempre puedes esperar un contrapunto interesante, en la página de Miguel Illescas encuentro siempre relax y conocimiento (y quienes empiecen en esto, tiene un magnífico curso gratuito de conceptos básicos y no tan básicos). Y ya.

Pues aún siendo tan selectivo me encuentro muchas veces con cosas tan contrapuestas como estas dos que les cuento a continuación. Ambas proceden de MarketWatch y los artículos originales en inglés están en los links, pero les contaré de qué va la cosa por encima.

Resulta que a Warren Buffett le están empezando a saltar las alarmas por causa de uno de sus indicadores de situación. Todos sabemos que Buffett es un ‘value investor’ y que el análisis técnico le resbala un poco, pero resulta que tiene su particular ‘market timing’. Siempre trata de saber con alguna exactitud hacia dónde puede ir el mercado a través de indicadores que generalmente se basan en la comparación de conceptos macroeconómicos y bursátiles. Pues uno de estos indicadores de referencia empieza a dar señales de que las cosas se pueden poner feas.

warren buffett

Este gráfico compara la evolución del PIB americano con la capitalización total del mercado. No me negarán que es curioso y que da que pensar. Es una buena forma de medir una burbuja, aunque siempre se le podrán poner pegas y peros. Simple, y por lo que se ve, efectivo. Ya veremos si en este mercado que parece haber perdido por completo cualquier referencia de actuación pasada sigue sirviendo el método, pero es una llamada de atención interesante.

Comienza el artículo con una frase de Warren Buffett que no puede resistirme a trasladar: “si entierras la cabeza bajo la tierra e insistes en que nada de lo que ocurre te concierne, lo que venga a continuación no va a gustarte”. Recuérdenla bien a la hora de leer lo que dice Morgan Stanley. El banco subraya, literalmente, “no hay razones para ser bajistas en el mercado”.

Vaya por delante que estoy de acuerdo con Morgan Stanley en la literalidad de esa frase y que coincido en una parte fundamental de su análisis, ésa en la que subraya que “la tendencia alcista de largo plazo está intacta”. Pero estas frases de Morgan Stanley proceden de una nota a sus clientes y eso es lo que cambia la historia. Muchos tomarán las frases como su Biblia y harán lo que no deben hacer, que es comprar en estos momentos.

Y se lo dice uno que sigue comprado, pero desde hace ya tanto tiempo que me parezco a las manos fuertes, que estoy como loco porque me salte el stop y otro se quede con la mercancía. Porque lo que me sigue diciendo el fondo de mercado y la actitud de la mano fuerte es que las cosas no están para florituras y que comprar ahora puede tener mucho peligro.

Lo mismo, visto dentro de diez meses ésta era una gran oportunidad de compra, pero yo siempre prefiero la prudencia, y eso es lo que me recomienda el análisis de amplitud y mano fuerte desde hace ya bastantes días. Cuando tenga que cambiar de opinión, que nadie dude que cambiaré, pero mientras no haya motivos razonables para hacerlo, sigo instalado en la prudencia extrema.

Una vez dicho todo esto, vamos con un repaso en gráficos a la situación, que no hay grandes cambios y encima en Alemania ayer fue festivo.

Análisis de Amplitud y Mano Fuerte

Amplitud y Mano Fuerte en Wall Street

sp500 oscilador mcclellan

linea adn

sp500 mano fuerte

Amplitud y Mano Fuerte en la Eurozona

Los datos de mano fuerte en la Eurozona están sesgados por la festividad de ayer en Alemania, lo que provoca una caída del volumen que se distorsiona la evolución del indicador de saldo de la mano fuerte.

eurostoxx mano fuerte

Amplitud y Mano Fuerte en Francia

cac mano fuerte

Amplitud y Mano Fuerte en España

ibex mano fuerte

De todos los gráficos europeos, destaca que el mercado español sigue apuntando a recuperación de los niveles que no fue capaz de recuperar al mismo tiempo que el resto de las Bolsas del Viejo Continente. En cualquier caso, que lo consiga o no va a depender mucho de un factor crucial y ése no es otro que lo que haga Wall Street. Si la corrección en las Bolsas americanas es en tiempo, las europeas tienen una posibilidad de aprovechar el ‘efecto Draghi’ y recuperar terreno, lo que facilitaría el intento del Ibex por acercarse a donde debiera estar, pero si Wall Street corrige de verdad, las posibilidades de que el Ibex suba en solitario se reducen a la mínima expresión.

Movimientos sectoriales de la Mano Fuerte

Mano Fuerte por sectores

Hay que hacer la advertencia de que el hecho de que en Alemania no hubiera ayer jornada bursátil trastoca los datos de saldo de la mano fuerte porque provoca una caída sustancial del volumen en términos generales y nosotros partimos precisamente de la suma agregada de volumen para hacer nuestros cálculos. En cualquier caso, esto es lo que se ve:

Sigue entrando dinero a espuertas en el sector de Utilities y, además, en la jornada de ayer el nuevo impulso del dinero inteligente ha llegado a más valores del índice sectorial de los que hasta ahora apoyaba. Se trata de un movimiento muy conservador, claramente de protección de posiciones vía dividendo y, sobre todo, de mucha intensidad. No es precisamente un movimiento de riesgo, sino más bien defensivo, lo que no cuadra con el intento de nuevo impulso que están haciendo los europeos.

En cambio, tenemos por la parte de abajo a los Bancos, en los que la mano fuerte tan pronto duda como entra a saco, lo que refleja un pulso entre quienes suponen que lo de no subir los tipos va a suponer un freno a la capacidad de crecimiento del sector y quienes suponen que los Bancos han desarrollado estrategias para sobrevivir perfectamente con los tipos tan bajos y que pueden pasar así una buena temporada más.

Lo que sí parece una apuesta decidida es el apoyo de la mano fuerte al sector de Tecnología europeo. El proceso, recordarán, comenzó con un cambio de recomendación, hacia más positivo, en varias tecnológicas europeas y ha terminado por consolidar una entrada de dinero inteligente muy estable en el sector. A veces da la sensación de que los que mandan en el mercado sienten a este sector en estos momentos casi como un sector defensivo, en el que minimizar el riesgo si la corrección se abre paso.

Y tenemos capítulo aparte para Energía. La recuperación experimentada desde julio por el precio del petróleo y la perspectiva de que el acuerdo de limitación de la producción se va a mantener a lo largo de 2018 ha terminado por convencer a la mano fuerte de que hay que apostar por el sector, pero la forma de hacerlo es muy clara: sólo en las grandes compañías que forman parte del índice sectorial. No hay saldo positivo del dinero inteligente, pero sí un abrumador apoyo de la mano fuerte a las empresas del índice sectorial. Curioso y aleccionador.

Mano Fuerte por sectores

Lo primero que destaca es que el movimiento diario que se ve en las tablas es contrapuesto. En la tabla de saldo hemos ganado sectores a los que apoya la mano fuerte, pero en la tabla de rastro hemos perdido sectores con configuración alcista por la actuación de la mano fuerte en los valores que componen el índice sectorial. Parece muy contraditorio pero la explicación es muy simple: hay muchos sectores que en términos de saldo están rozando el cero, en positivo y en negativo, y que en términos de rastro están rozando el 50%. Cualquier mínima variación en este tramo hace variar un poco la percepción de las cosas.

En realidad, lo único realmente destacable en cuento a sectores que han pasado a tener mano fuerte positiva en términos de saldo es el movimiento de Automóviles y Recambios. Parece como si los que mandan en el mercado se hubieran dado cuenta de que no podían dejar a este sector vital muy descuidado y se han pasado por el otro lado…

En otro orden de cosas, destaca que cuatro de los cinco mejores sectores de ambas tablas coinciden, lo que facilita bastante el análisis y resulta que ponen una vela a Dios y otra al diablo. Quieren sectores que tiran del mercado, como Tecnología y Construcción, ambos con sus índices sectoriales en máximos, y otros que sirvan para nadar y guardar la ropa, como el muy conservador Utilities o Energía, que mejora su perfil pero está lejos de lo que puede llegar a ser.

Y luego tenemos a Telecomunicaciones. Movimiento del bueno que parece basado en la expectación por movimientos corporativos una vez que ha fracasado el intento de fusión entre T-Mobile y Sprint. La convergencia de servicios de telecomunicaciones y de contenidos ha dado como resultado la fusión entre AT&T y Time Warner (que es un poco como revivir aquella aventura con AOL) y son muchos los que esperan más movimientos en el sector. Y la mano fuerte toma posiciones. El accionista mayoritario de Sprint ha intentado fusionar a la operadora y ha fracasado, ¿volverá a la carga con otra empresa? Dos de las empresas del índice sectorial se han disparado: SBA y, en menor medida, Telephone & Data Systems. ¿Irán por ahí los tiros?

Por la parte de abajo tenemos de nuevo ausencia total de coincidencias. Las manos fuertes no se ponen de acuerdo a la hora de valorar cual de los diez sectores que ocupan las cinco últimas posiciones de las dos tablas les gusta menos. ¿Será que no les gusta ninguno? Salvemos a Automóviles y Recambios por su mejoría en la tabla de saldo; a Bienes Industriales, en el que el dinero inteligente deja de vender con tanta intensidad y está bien situado en la tabla de rastro; Químicas, con saldo de dinero inteligente positivo a pesar de su mal lugar en la tabla de rastro, y Viajes y Ocio, que sigue bien posicionado cuando buscamos a la mano fuerte directamente en cada valor del índice.

Lo que nos queda es una clasificación de los peores por descarte: Recursos Básicos, Comercio / Retail (a pesar de la pujanza de Wal Mart), Cuidados de la Salud, Alimentación y Bebidas, Medios de Comunicación y Bienes de Consumo.

¡¡Buen trading!!

NOTA DEL AUTOR: Nada de lo contenido en el presente artículo debe ser tomado como una invitación a la toma de posiciones en mercado alguno. Se trata de mi análisis sobre la situación de las Bolsas, compartido por puro placer y resultado de años de trabajo e investigación. Si quieres profundizar en alguno de los conceptos utilizados, puedes hacerlo con nuestro libro o en nuestro Foro.

Publicado en: Market Timing Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , ,
One comment on “¿A quien creemos, a Warren Buffett o a Morgan Stanley?
  1. Miguel Larrañaga dice:

    Empiezo a valorar muy seriamente dar pábulo a la posibilidad de que la corrección previa de las grandes tecnológicas fuera intencionada y que hayan dado el relevo para un nuevo impulso. Con dos picos al alza del Oscilador McClellan y esa pauta suele ser buena…

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Uso de cookies

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y nosotros nunca las hemos usado para nada, pero la Ley nos obliga a advertir de su presencia, así que lo hacemos. Si quieres que desaparezca este aviso, pulsa en aceptar, aunque no pasa nada si no lo haces porque si sigues navegando el aviso te "persigue" y se supone que también aceptas las "cookies" . Si deseas más información sobre nuestra política de cookies, pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR