Adaptar el trading a tu momento personal

Si no te enfrentas al mercado en plenitud de condiciones te va a revolcar, pero no siempre estamos a tope y toca adaptar el trading a tu momento personal.

No es que me haya vuelto un místico de repente, sino que se trata de algo que me vino a la cabeza respondiendo comentario de Rober en el post del pasado fin de semana. Se quejaba, con razón, de que el sistema no ha entrado en la última subida del S&P 500 y nos hemos “comido” unas ganancias jugosas, al tiempo que señalaba que ha abandonado el Market Timing porque no le aporta nada.

sp500 market timing

Respecto a esta segunda parte del comentario, nada que decir salvo que lo siento en el alma. Si no te aporta nada es lógico que lo abandones, pero te garantizo que no es culpa del Market Timing, sino mía. El Market Timing funciona y aporta siempre. Sin ir más lejos ayer avisaba de que no todo estaba dicho en Wall Street para salir a la baja, y empezó a resistirse. La lógica indica que no he sido capaz de explicarlo bien. Prometo redoblar esfuerzos.

Sobre la primera parte de la sentencia, prometo mañana un extenso post en el que explicar por qué estoy en liquidez y por qué usando el mismo método algunas personas aprovecharon la señal que Rober dice, con cierta razón, que nos hemos comido.

No es el método, es el trader

Pero ahora quiero dedicar este post a razonar o a explicar públicamente algunas de las razones de la evolución de mi trading hasta los niveles en los que Rober asegura haber perdido el interés por el asunto porque no le aporta nada. No se trata de sistema o método de inversión, sino de trader y trading.

Una de las cosas que siempre quisimos dejar claro Ángel y yo es que en el método de inversión que proponemos hay una parte que la tiene que poner siempre el trader. Estimar si la capitulación ha estado suficientemente cercana a la señal o si se ha completado un ciclo completo de Elliott en la corrección son cosas que tiene que estimar el trader en el momento de tomar decisiones. Invertir o no invertir es cuestión de cada cual.

¿Sistema o método?

Seguramente es un error calificar de sistema de inversión a lo que en realidad se ajusta más a un método. Un sistema, según muchos autores, no debe dejar nada al trader, que se convierte en una simple máquina de ejecutar órdenes sin pensar.

Dado que lo que aportamos es una herramienta de análisis y toma de decisiones que deja al trader ante la decisión última, seguramente tengamos que admitir que no hemos creado un sistema, sino más bien un método.

Pero es que no solo dejamos al trader la parte final de la toma de decisiones, también le dejamos toda la responsabilidad sobre los activos en los que posicionarse siguiendo las señales.

En principio, el método está diseñado para que se escoja una cartera de acciones de las que tengamos indicios que se van a comportar mejor que los índices. La idea es que si somos capaces de encontrar el mejor momento para entrar, hay que esforzarse para localizar valores que pueden comportarse mejor que el índice porque queremos ganar más que el índice.

Hay métodos para buscar acciones según varios tipos de indicios y hemos desarrollado buscadores que nos hacen más fácil la elección y nos señalan con el dedo qué valores están mejor en la comparación por ERSA, por Mansfield, por Mano Fuerte o porque hayan hecho mínimos ascendentes mientras el índice ha hecho mínimos descendentes, lo que indica que se han adelantado a la salida al alza y por tanto están más fuertes.

Por tanto, el trader ya lleva dos decisiones fundamentales, invertir o no hacerlo en función de que de por buena la señal, y decidir en qué activos concretos va a invertir en cada momento.

Momento personal y trading

Ahí es donde entra mi historia personal en confluencia con el método de inversión y seguramente todo merece una explicación. Vaya por delante que no soy un fan del psicotrading, pero sí creo firmemente que uno ha de estar en condiciones normales para enfrentarse a cualquier cosa que requiera atención y tenga peligro. Y el mercado requiere atención y tiene más peligro que un saco de bombas..

Hace ya más de dos años la vida me regaló una hija maravillosa, el mejor de los regalos posibles. Pero tiene una contraindicación: me ha llevado de cabeza, me ha hecho sufrir más de lo que uno pueda imaginar y ha ocupado tanta parte de mi tiempo que algunos días ni he llegado dormir, Para quien quiera algún detalle, utilicé una vez su historia para un post (por cierto, el más leído y compartido de la historia del blog).

Si hubiera tenido un sistema automático, perfecto, dar al enter y fuera, aunque estuviera bostezando. Pero no, tenía un sistema en el que se descubre la señal a altas horas de la noche y hay que estar con todo preparado para actuar a primera hora de la mañana. Buscar acciones que cumplan criterios, seleccionar las aparentemente mejores, preparar las órdenes, calcular los stops…

Se necesita una mente despejada para todo ello y poco a poco mi selección de valores fue a peor. Si la Bolsa es complicada, con la mente en otro sitio se convierte en una bomba que puede explotar en cualquier momento en tus manos.

Es cierto que coincidió con comentos en los que el mercado empezó a no ser tan favorable, pero algunas de mis elecciones fueron claramente mejorables y estoy seguro de que con la cabeza más en su sitio algunas compras hubieran sido muy distintas. Escribí hace ya tiempo un post contando cómo una entrada me duró en el mercado lo que un pastel a la puerta de un colegio.

Conste que en los momentos de normalidad, una de cada cinco acciones elegidas salió rana, tres fueron algo mejores que el mercado y solo una fue mucho mejor que el mercado. Tampoco puedo decir que donde pongo el ojo pongo la bala, pero aún con mis limitaciones conseguimos unas pingües ganancias en la cartera europea.

Convertir el método en sistema

Y así llegué a la conclusión de ‘automatizar’ las entradas. Si ha habido señal, entrada en el índice o índices americanos de turno y santas pascuas. Es decir, me conformé con que a mi inversión le ocurriera exactamente lo mismo que a los índices. Mi cabeza no daba para más y adapté mi trading a mi momento personal. Incluso, llegué a ofrecer en el foro las pantallas de resultados de mis buscadores pero no seleccioné nada, yo me limité a los índices. No tenía fuerzas para más.

Por supuesto, el sistema de señales automáticas diseñado por Joserain fue una de mis mejores ayudas. Como bien dijo Joserain cuando lo presentó, el método no es programable y algunos de los requisitos se han sustituido por otros próximos pero no iguales de forma que muchas de las alertas que nos proporciona son perfectas, la mayoría, pero siempre hay que comprobar que sean ciertas. En el sentido contrario, no todas las señales son captadas por el sistema automático. No es perfecto pero el resultado es espectacular:

sp500 market timing

En mi situación mental, anímica y hasta física, el sistema de alertas, con más de un 80% de coincidencias con el método real, era más que suficiente. Y lo he seguido a rajatabla. Hasta el punto de que dí por buena una señal del 22 de diciembre de 2015 que me mantuvo dentro del mercado aproximadamente cinco días, el tiempo que tardó en saltar el stop con las caídas de comienzos de año. Esa ha sido toda mi actividad desde agosto de 2015 en el mercado y las pérdidas fueron realmente mínimas.

Como se puede imaginar, tampoco aproveché lo que sí era una señal válida de Primera División, con conteo y capitulación incluidos, el 16 de febrero de este año. No fue recogida como señal en el sistema de alertas automatizadas y como había limitado mi acción a lo establecido en él, nada de nada.

¿Error o acierto? En lo personal, acierto. No te enfrentes nunca al mercado si no estás en plenitud y si no lo estás y quieres enfrentarte a él, pertréchate de herramientas que tomen decisiones por tí, es decir, un sistema impertativo sin margen para el trader. Yo hice imperativo el sistema de Alertas y me sigue pareciendo una gran opción.

En cambio, hay otra faceta en la que ha podido ser un error a la vista de los acontecimientos (y no me refiero a que nos hayamos perdido la subida). Hay gente para la que mis actuaciones son relevantes y les he podido confundir o, al menos, no les he dado la mejor de las versiones de mí mismo. Muchos, creo todos en el foro, estaban avisados. En el blog, no todos. Por eso este post.

Afortunadamente, he podido escribir este post porque la enana va estupendamente. De otra forma no hubiera tenido fuerzas. Me sigue ocupando mucho tiempo, mucha atención y mucho de todo, pero el estado anímico ahora mismo es bueno, incluso muy bueno, con una carga de energía fuerte por lo que ha conseguido hasta ahora. Y desde ahora las cosas volverán a su modo de ser. Cada alerta volverá a ser debidamente evaluada, cada señal debidamente seguida y cada cartera adecuadamente confeccionada.

Y sí, seguiré con mis investigaciones de un sistema de corto plazo e incluso para el intradiario. De hecho, tengo uno de corto plazo demasiado bueno para ser verdad al que tengo que retocar cosas para hacerlo real. Pero la programación me sigue costando un huevo y la yema del otro y ahí voy muy lento. Estoy más limitado que con la niña, pero persevero y lo conseguiré. Si ella ha conseguido llegar donde está, yo tengo que llegar al infinito y más allá.

Conste que en ese infinito y más allá no se engloba solo lo mencionado. Tengo que escribir un libro que hable también sobre cortos e incorpore todo lo que hemos avanzado en estos últimos tres años, tengo que actualizar el blog para que no vuelva a caerse (lo tengo en tareas pendientes desde hace dos meses), tengo que podar el blog y reordenarlo para que todo esté más claro y accesible, que me quedé en la primera etapa hace unos meses en un arreón que me dio… He acumulado muchas tareas pendientes y hay que sacarlas adelante. En ello estamos.

¡¡Buen trading!!

NOTA DEL AUTOR. Todo lo expuesto en este artículo es fruto de mi análisis, que es el resultado de años de formación y trabajo. Si te ha gustado, me haces un gran favor si lo puntúas y lo compartes en las redes sociales (incluso cliqueando un “Me Gusta” en la nueva página que hemos creado en Facebook). San Google valora mucho estas cositas.

Recuerdo al lector de forma expresa que todo cuanto ha podido leer en este blog se publica con fines didácticos y no representa en absoluto una invitación a realizar operación alguna en el mercado, ni con acciones ni con ningún otro instrumento financiero. Si quieres profundizar en el estudio de los indicadores de amplitud, tanto en nuestro libro como en nuestro foro encontrarás las herramientas necesarias para hacerlo, incluso una tabla de Excel con todos los datos y cálculos necesarios. Si necesitas una primera aproximación, nuestra Guía Rápida del Sistema puede servirte como aproximación a lo que hacemos.

Publicado en: Imprescindibles, Market Timing, Sistema Etiquetado con: ,
10 comments on “Adaptar el trading a tu momento personal
  1. alfred dice:

    David Tl
    la clave es el dolar , si rompe hacia arriba hay que salirse de materias primas

  2. Robx dice:

    Totalmente de acuerdo Miguel,Cuanto mas profundizas en el trading mas te das cuenta que no hay un sistema discreccional que funcione, hay muchos pero todos dependen mucho más del propio trader que de sus reglas y no basta con seguir a uno que ves que le funciona. El trading es algo eminentemente personal, las señales, el timing, la estructura del mercado, el ritmo, la selección de valores, etc. Es algo que se tarda mucho en domesticar y en asimilar para construir tu propio sistema. Quien piensa que es llegar y copiar lo que ha visto que funciona a otros, aun no ha entendido nada. Muchas Gracias

  3. David TL dice:

    De cortos… a los índices, o de largos en commodities y valores relacionados, como el amigo Alfred.

    Enhorabuena por cierto Alfred!
    Por curiosidad: ¿las piensas dejar para más largo plazo? No sé yo si habría que ir pensando en recoger al menos parte de las ganancias, porque si la marea se pone a bajar fuerte, bajan casi todos los barcos…

  4. alfred dice:

    por cierto en todas las mineras de la plata que te comente hace unos meses ya he doblado mi dinero

  5. Carlos dice:

    Como lector del blog no puedo más que agradecerte tus análisis. Los lectores también tenemos culpa, no hay más ciego que el que no quiere ver. Recordé cada noche de septiembre tu artículo de MA-NI-PU-LA-CIÓN, pero el error fue exclusivamente mío.
    Me alegro por tu niña, yo también tengo una, te comprendo perfectamente, por ellas hasta el fin del mundo!!!

    • Miguel Larrañaga dice:

      Yo también me he acordado de aquellos posts del verano. ¡¡Estaba tan claro que era la oportunidad de cortos!! Y no lo hice por aquello de ver cómo se desarrollaban las cosas de foma desapasionada…

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Uso de cookies

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y nosotros nunca las hemos usado para nada, pero la Ley nos obliga a advertir de su presencia, así que lo hacemos. Si quieres que desaparezca este aviso, pulsa en aceptar, aunque no pasa nada si no lo haces porque si sigues navegando el aviso te "persigue" y se supone que también aceptas las "cookies" . Si deseas más información sobre nuestra política de cookies, pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR