Cerrar una posición: cuando la Bolsa es arte

En Bolsa casi todo genera estrés. Abrir una posición es estresante, mantenerla es muy a menudo un ejercicio de autocontrol mental muy importante y cerrarla… ahí es cuando la Bolsa se convierte en arte.

Nadie dijo que esto de la Bolsa fuera fácil. Mantengo desde hace años que no es tan difícil como nos lo quieren presentar los que tienen la sartén por el mango (la de los consejos, la gestión de nuestro dinero y las comisiones que nos clavan), pero desde la primera línea de cualquier de mis escritos queda claro que requiere esfuerzo, constancia y algo de dedicación.

Decidir el momento para una entrada es siempre complicado y decidir el activo en el que se va a invertir a menudo quita el sueño a muchas personas. Y eso por no decir la ansiedad que genera a algunos tener una posición abierta…

Apague el móvil

Los móviles son el peor enemigo del trader estresado. Miran la cotización de ‘su’ valor cada cinco minutos. Cuando ya no les queda batería, ni uñas, deciden cerrar la posición, siempre a destiempo. Y luego siguen mirando durante una buena temporada el valor pensando cada diez minutos en lo que han dejado de ganar.

¿Y salirse de una posición? Si será difícil esto que la mayoría de los grandes sistemas de inversión definen muy claramente los momentos y condiciones de entrada y dejan bastante más abierto cómo cerrar la posición. El cierre de posiciones y la gestión de los stops, que también tiene mucho que ver, es un auténtico arte.

El problema es que cuando se trata de arte, los hay artistas como Messi con el balón, y tuercebotas como yo, que apenas puedo calificarme como jornalero del mercado. Será por eso que he tenido que irme pertrechando de herramientas que me orienten en esto de cerrar una posición o de ajustar un stop de tal manera que salte en cuanto el mercado se dé la vuelta.

La simple linea de tendencia, un aliado fiel

Mi primer sistema para el cierre de posiciones (y sigo utilizándolo mucho porque es muy efectivo) es el simple trazado de líneas de tendencia:

S&P 500

Es un gran método. No hay que comerse la cabeza y es muy visual. Con un simple vistazo, en apenas unos segundos sabe uno dónde está y dónde le duele el zapato.

Eso sí, tiene una contraindicación que hay que tener muy en cuenta: hay que saber a qué se juega.

Hace muchos años que hice mía una expresión: “si no sabes dónde vas, terminarás en otra parte” y viene al pelo. Hay que saber a dónde se va.

  • Si uno quiere el corto plazo, las líneas no será esas, sino que necesitará posiblemente un gráfico horario.
  • Si es inversor de medio plazo, muchas de las líneas trazadas serán de su agrado.
  • Y si lo que le gusta es el largo plazo habrá también algunas que le parecerán estupendas. Incluso puede que le gusta la directriz que aún no ha sido cortada (estamos en un gráfico de escala aritmética, que en el de escala logarítmica sí se ha cortado como vimos en el último post).

He desarrollado muchos otros, algunos tan simples como éste y otros mucho más complejos con combinación de indicadores al estilo de lo que expliqué hace ya mucho tiempo respecto a la gestión de stops. En algún otro sitio recuerdo haber escrito algo muy semejante pero combinando el E-RSI con Gatillo y no con el MACD, que es como más lo aplico, pero no recuerdo dónde.

¿Por qué distintos sistemas? Porque no soy siempre el mismo tipo de trader. Por lo general, soy inversor de medio y largo plazo, pero en algunas ocasiones, cuando temo que las cosas se puedan torcer pero hay una oportunidad, me apunto al corto plazo. Y luego, mantengo con Joserain la búsqueda de señales adecuadas para el ajuste de stops en nuestro sistema de Market Timing.

Filtrando con un Oscilador de Máximos y Mínimos anuales

Es precisamente de esta última locura de la que procede el gráfico que voy a mostrar ahora. No es para salidas, es para ajuste de stops de corto plazo que casi siempre van a llevar al cierre de la posición en cuanto el mercado retroceda lo más mínimo:

oscilador de máximos y mínimos, SP500

Hay que ver lo de dan de sí los máximos y los mínimos. Basta con construir un Oscilador con las medias exponenciales habituales, las que debemos a los McClellan, pero con los datos de máximos anuales menos mínimos anuales de cada día y ajustar con un mínimo filtro.

¡¡Buen trading!!

NOTA DEL AUTOR. Todo lo expuesto en este artículo es fruto de mi análisis, que es el resultado de años de formación y trabajo. Si te ha gustado, me haces un gran favor si lo compartes en las redes sociales. Mis análisis los publico exclusivamente con fines didácticos y no representan en absoluto una invitación a realizar operación alguna en el mercado, ni con acciones ni con ningún otro instrumento financiero. Si quieres profundizar en el estudio de los indicadores de amplitud, tanto en nuestro libro como en nuestro foro encontrarás las herramientas necesarias para hacerlo, incluso una tabla de Excel con todos los datos y cálculos necesarios. Si necesitas una primera aproximación, nuestra Guía Rápida del Sistema puede servirte como aproximación a lo que hacemos.

Publicado en: Blog, Market Timing Etiquetado con: , ,
One comment on “Cerrar una posición: cuando la Bolsa es arte
  1. Miguel Larrañaga dice:

    Advertencia: todos sabemos jugar al futbol, o la mayoría, pero ninguno somos artistas como Messi

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Uso de cookies

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y nosotros nunca las hemos usado para nada, pero la Ley nos obliga a advertir de su presencia, así que lo hacemos. Si quieres que desaparezca este aviso, pulsa en aceptar, aunque no pasa nada si no lo haces porque si sigues navegando el aviso te "persigue" y se supone que también aceptas las "cookies" . Si deseas más información sobre nuestra política de cookies, pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR