Cuando la Bolsa es arte: afinar las salidas (I)

Siempre he dicho que lo más dificil a la hora de invertir es el arte de encontrar los puntos de salida. De verdad que es un arte. Por eso dedico mis esfuerzos a afinar las salidas. De poco sirve encontrar los mejores puntos de entrada si luego vamos a permitir que el mercado nos haga devolver buena parte de lo ganado a sangre y fuego.

Nuestro sistema de Market Timing es tendencial y de medio o largo plazo. Y como todos los sistemas tendenciales de medio o largo plazo tiende a no distinguir a tiempo entre un simple retroceso y una corrección de las buenas. Hemos conseguido conocer con mucha fiabilidad cuándo se corre el peligro que encontrarnos ante un cambio de tendencia, pero no es suficiente.

Si no estamos ante un cambio de tendencia, en teoría, nuestro sistema no nos dice que cerremos las posiciones, aunque muchos lo hacemos por distintos métodos. Por ello, corremos el riesgo de dejar correr posiciones alcistas en correcciones tan fuertes como las de 2010, 2011 o la del pasado agosto y eso es peor para el corazón que ser fiel seguidor del Atleti, como es mi caso.

Market Timing de corto plazo

Ha llegado el momento de que el Market Timing de corto plazo se abra paso para ayudarnos a determinar esos puntos en los que cerrar una posición o ajustar un stop al máximo es lo más recomendable.

La práctica nos dice que por el sencillo método del ajuste de stops no cedemos al mercado mucho de lo ganado pero también nos dice que será muy deseable alguna señal que nos dijera eso de “ajusta ahora que hay peligro”.

Uno de mis seguidores se “comió” toda la caída de septiembre – octubre de 2014 porque se fue de vacaciones y no ajustó antes los stops. “No había señales de peligro”, me dijo en un mensaje privado del foro simpatiquísimo para darme cuenta de lo ocurrido. Sin duda, su humor era bueno porque había pasado el susto. No tengo yo tan claro que en plena caída su texto hubiera sido tan gracioso.

SP 500, SPDR, Línea AD

Ahora sé que sí había señales de peligro. Otra cosa es que en aquellos momentos no fuera capaz de verlas. Precisamente esa idea de que de vez en cuando el sistema no era capaz de ver lo que se me venía encima, por mucho que la tendencia no estuviera en peligro y esas cosas, me llevó a darle vueltas al cerebro hasta que casi lo reventé: necesitaba señales de corto plazo que sirvieran de alertas al largo plazo.

Este gráfico que he puesto forma parte de esa comedura de tarro. Tengo en mi Amibroker unos veinte indicadores (y sigo creando cosas) que aún no sé si me van a servir para algo o no, pero ahí siguen porque estos que ya sé que sirven para algo también pasaron por esa fase de confusión en su origen.

PQT – SPDR: El índice del índice

Creo que el indicador superior lo presenté hace algún tiempo, cuando hablé de la posibilidad de abrir cortos incluso sin necesidad de que el sistema me alertara de un cambio de tendencia. Es PQT – SPDR y está basado en el comportamiento del SPDR Select Sector del S&P 500.

  • Parte de la idea de que si los SPDR son los fondos sectoriales en los que se integran todos los valores del S&P 500, el comportamiento de estos ETF tendrán claves de lo que pueda pasar con el índice en el inmediato futuro.
  • Por eso creé con estos SPDR un “índice del índice” y lo sometí a torturas varias hasta que encontré la mejor manera de que me “hablara”. En eso mi mejor entrenador fue Ángel, que me encargó que torturara su idea para el Algoritmo Tendencial hasta que tuviéramos la certeza de que funcionaba.
  • Finalmente, he logrado que PQT – SPDR me hable de dos formas: por divergencias y mediante señales de peligro, representadas por las flechas rojas.
  • Como se puede apreciar fácilmente, el método de las divergencias es muy de largo plazo. Se puede pasar marcando divergencias media vida sin que ocurra nada, aunque finalmente ocurrirá.
  • En cambio, el método de las señales de alerta, las flechas, es muy directo y bastante fiable. Si aparece una flecha, no está de más ajustar tus stops porque las cosas pueden ponerse difíciles.

Pero no puedo bajo ningún concepto dejar que un sólo indicador me diga cosas. Soy un ferviente partidario de las alineaciones planetarias y para esto no voy a hacer excepciones.

Línea AD de Corto Plazo

En periodismo solemos decir que las noticias solo están confirmadas cuando tres fuentes distintas dicen que es así y creo que me inoculé tanto esta idea que no puedo hacer las cosas de otra manera. Había que buscar otros indicadores de corto plazo para confrontar sus señales con PQT-SPDR. Tuve la suerte de que mi Línea AD de ultra corto plazo estaba también gestándose más o menos de forma simultánea.

  • Esta Línea AD de Corto Plazo es muy parecida a la real. Está levemente modificada para amplificar las divergencias de muy corto plazo.
  • Como la Línea AD tradicional, solo nos puede “hablar” a través de divergencias, que ya se sabe que por divergencias no se opera pero sí pueden servir de apoyo a lo que determinen otras circunstancias.
  • Esa es la función en este caso, servir de apoyo a lo que nos diga PQT – SPDR.

Una señal bastante clara y fiable

Cómo funciona? Se puede ver muy claro en el gráfico.

  • En periodos de máximos ascendentes, la conjunción de divergencia en la Línea AD de Corto Plazo y la flecha en PQT – SPDR es una señal bastante clara de que merece la pena ajustar los stops, no vaya a ser que nos vuelen parte de lo ganado de un plumazo.
  • En periodos de máximos descendentes, basta con que no haya divergencia con el precio para que la señal de PQT – SPDR pueda incluso activar una entrada corta de corto plazo si se dan las circunstancias apropiadas.
  • Hay una flecha que no se corresponde con ninguna divergencia. La he marcado con un círculo rojo y he tratado de que en el gráfico se viera que sin la divergencia, la señal de peligro llega muy tarde, cuando ya nos hemos comido la corrección. Por eso hay que seguir afinando.

¿Sólo en el mercado americano? Rotundamente sí. En eso no cambian las cosas. El mercado americano es el que manda y las señales se producen allí. Luego, si queremos, sabemos o podemos, las trasladaremos al mercado que más nos apetezca, o al índice que prefiramos.  Al Dax, el Ibex, a un ETF…, o nos quedaremos en el S&P 500. Lo que queramos o lo que pensemos que es mejor para nuestros intereses.

Y si lo mejor para nuestros intereses resulta ser en el futuro que las señales las genere el mercado alemán, pues cambiaremos de criterio, que para eso podemos calcular todos los indicadores en cualquier mercado. Pero de momento, el dinero, la personalidad y la influencia están al otro lado del charco.

No obstante, esto no para aquí, que ya he dicho antes que hay que seguir afinando. Tenemos algunas cosas más y de ellas hablaremos en próximas entradas. Algoritmo Tendencial y Momento Weinstein son otras alternativas fiables para las salidas.

¡¡Buen trading!!

NOTA DEL AUTOR. Todo lo expuesto en este artículo es fruto de mi análisis, que es el resultado de años de formación y trabajo. Si te ha gustado, me haces un gran favor si lo puntúas y lo compartes en las redes sociales (incluso cliqueando un “Me Gusta” en la nueva página que hemos creado en Facebook). San Google valora mucho estas cositas.

Recuerdo al lector de forma expresa que todo cuanto ha podido leer en este blog se publica con fines didácticos y no representa en absoluto una invitación a realizar operación alguna en el mercado, ni con acciones ni con ningún otro instrumento financiero. Si quieres profundizar en el estudio de los indicadores de amplitud, tanto en nuestro libro como en nuestro foro encontrarás las herramientas necesarias para hacerlo, incluso una tabla de Excel con todos los datos y cálculos necesarios. Si necesitas una primera aproximación, nuestra Guía Rápida del Sistema puede servirte como aproximación a lo que hacemos.

¿Lo compartes?
Share
Publicado en: Market Timing Etiquetado con: , , ,
One comment on “Cuando la Bolsa es arte: afinar las salidas (I)
  1. Miguel Larrañaga dice:

    Pistoletazo de salida al Market Timing de Corto Plazo

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Share