Cuando la clave está en dominar la avaricia

El otro día trataba yo de explicar, con poco éxito, que estamos un poco de cabeza con el asunto de los sistemas de corto y cortísimo plazo porque conseguimos “dominarlos” sobre la tabla de Excel pero no sobre AMI. Y algunos de los que me leyeron siguen sin comprender a lo que me refiero, así que vamos a intentar desentrañar misterios.

En primer lugar, todas las imágenes y referencias que os ha mostrado hasta ahora Ángel son referentes al sistema de corto plazo que está desarrollando Óscar y del que voy a tratar de explicar el proceso mental y de programación que lleva para que podáis comprender a qué estamos aspirando.

La apuesta de Óscar es tremenda. A partir de un indicador que se repinta, el ZigZag, ha conseguido un sistema de corto plazo de enmarcar. Lógico, se repinta y así falla muy poco. Pero ahí está el reto, en conseguir un indicador que no se repinte y consiga resultados parecidos.

El lo llamó la búsqueda del “sistema perfecto” y recuerdo que uno de los más aguerridos foreros volvió a la carga recordando a la concurrencia que no existe el sistema perfecto, sin fallos. Obviamente, el sistema perfecto no existe. Ni existirá. Pero si intentas la perfección conseguirás, por lo menos, la excelencia. En cambio, si te conformas con lo posible, a lo máximo que llegarás es a la mediocridad. Por tanto, comparto el objetivo de Óscar de la perfección. Dónde lleguemos es otra cosa.

Volvamos al asunto y dejemos la filosofía un poco de lado de momento. Óscar lleva meses trasladando a una tabla de Excel las lecturas del indicador cada día y ahí son inamovibles. Y en función de esas tablas se decide cómo entrar para una inversión de corto plazo, con resultados más que sorprendentes. Evidentemente, en la tabla de Excel, el indicador no se repinta y demuestra su validez, pero no conseguimos trasladar esta idea conceptual y empírica (porque la hemos probado a mano) a un código.

Habéis visto imágenes de la tabla y comentarios de un tipo experimentado como Ángel, que se hizo mayor como trader en el “Crash del 87″ y que asegura no haber visto nada igual en su vida. Yo estoy menos trillado, sólo unos 20 años de mercado y cinco como medio de vida, y tampoco he visto nunca nada igual. El día que logremos llevarlo a un código va a marcar un antes y un después.

Pero ya sabéis que nos hemos repartido un poco el trabajo y mientras Óscar le da vueltas a la cabeza con unas cosas, yo se la doy con otras, y esas otras cosas se llaman sistema intradiario. Partimos del mismo lugar que con el sistema de corto plazo, un indicador que se repinta. Y lo tomamos como referencia de lo que queremos conseguir, que en el caso del sistema intradiario era una fiabilidad en el entorno del 70%.

Hasta aquí las descripciones y desde aquí las noticias, que las colgaré primero en forma de gráfico:

WIN

Es lo primero que hay que medir en un sistema y cuando me lancé a buscar indicadores que no se repintaran y gobernaran un sistema intradiario “raro” mi objetivo era alcanzar el 70% que tenía en su haber el del indicador repintado. Últimamente estoy un poco filosófico, así que me permitiré de nuevo aquello de “no sabía que era imposible… Y lo hizo”. Pues eso, los indicadores que rigen ambos sistemas no se repintan en ningún momento y para mayor seguridad, se ha desarrollado el sistema sobre una tabla de Excel, de forma que es imposible que se repinten.

El sistema EWM 5/34 es regido por un indicador de amplitud basado en un MACD especialito que ya os presenté hace unos días, en tanto que el TP 3 se rige por algo mucho más simple también convertido “ad hoc” en indicador de amplitud. Funciona algo peor, pero lo mantengo en todos los estudios porque fue la idea que me desbloqueó el cerebro.

Lo siguiente que hay que ver en un sistema es su curva de beneficios, de la que extraeremos una información vital: ¿es constante o no es constante? Para ello usamos la simulación de un solo contrato en busca de los puntos obtenidos:

SISTEMA2

Nuevamente el sistema gobernado por el MACD lleva ventaja y ofrece una consistencia que no es conseguida por el TP-3. Eso sí y ya lo anticipo: por las propias características del sistema, el DD es algo superior a lo que me hubiera gustado, poco más del 17%, y no es una característica fácil de limar en este sistema. A cambio, en un semestre sólo ha tenido dos operaciones seguidas negativas una vez.

Y ahora llega la hora de desmitificarlo todo y de ir directamente al grano con lo enunciado en el título. Los indicadores son buenos y ya no se repintan. Hacen correctamente su función pero, increíblemente, no son la base para los buenos resultados del sistema.

El sistema que he dado en llamar intradiario lo es porque abre y cierra la posición en el día, pero no es el típico sistema de estar enfrente de la pantalla peleando a muerte por cada pip. Es un sistema que se opera en apertura y en cierre. El indicador nos dice en qué sentido entrar e incluso si no debemos entrar, se abre la posición en la apertura y se liquida en el cierre de mercado. Muy simple. Y esa era la filosofía del sistema original basado en el repintador ZigZag, pero aquí no funciona. Lo vemos:

SISTEMA3

Está claro que no estamos aquí para estos sustos ni yo me estrujo el cerebro para cosas tan malas. Drawdowns de impresión, periodos de pérdidas y beneficios que se esfuman no forman parte de la idea que uno tiene de un sistema intradiario que le permita hacerse con una posición “desahogada”. ¿Lo tiramos? Estuve tentado, pero una noche de duermevela a costa de un catarro de mi hija pequeña me hizo recordar una cosa que hice hace muchos años y que ahora vamos a aplicar en toda su extensión.

Cuando yo empezaba a operar en demo en el MiniSP y las cosas no me estaban saliendo como debían, hice un estudio de cuál era la ganancia mínima que debía conseguir a diario forrarme. Tras muchas cuentas y muchas simulaciones en una tabla de Excel llegué a un resultado sorprendente: con 1,25 puntos del MiniSP diarios por contrato la cosa era estratosférica.

La clave no estaba en intentar ganar mucho un día, sino en ganar muy poco e ir incrementando las posiciones para seguir gnando muy poco pero con más contratos cada vez. Hay dos maneras de ganar 10 puntos, con un contrato diez puntos o con diez contratos y un punto. Se trata de optar por la segunda.

A aquél estudio lo denominé “La Tabla de la Tranquilidad” y me sirvió para afrontar la operativa de una manera muy distinta a como lo había hecho antes. Ahora, en cambio, me va a servir para manejar un sistema. No he inventado el mundo. Este proceso deductivo me ha llevado al mismo sitio que a muchos gestores de “hedge funds”.

La clave del éxito está en el control de la avaricia y de los nervios. Se supone que aplicando un sistema que te dice cada día lo que tienes que hacer y te demuestra que tiene razón con un historial de aciertos realmente notable, los nervios estarán resueltos, así que hay que ir de lleno a por la avaricia. Como las pruebas se han realizado en el Dax, he calculado qué límite es razonable para operar en este mercado. Se trata de algo que sea asequible, ya que la clave va a estar en la constante reinversión del beneficio aumentando contratos a media que el sistema va ganando dinero.

El resultado de mis simulaciones va a sorprender a más de uno: 25 puntos es la apuesta de cada día en estos momentos. Cuando abro la posición, al mismo tiempo pongo un stop profit de 25 puntos (o del 0,25% desde la entrada) y si en algún momento de la sesión el mercado llega hasta ahí, se cierra la posición y la ganancia va a la hucha. Si no llega hasta allí, en el cierre del mercado hay que deshacer la posición, en beneficios o en pérdidas.

Este control de la avaricia es fundamental, ya que es lo que marca la diferencia entre las curvas ascendentes y el desastre que en realidad era el sistema gestionado sin objetivo de ganancia. Evidentemente, es una cantidad que debe ser revisada si hay grandes fluctuaciones de mercado. Ahora mismo supone aproximadamente un 0,25% de ganancia diaria, pero esos mismos 25 puntos supondrían un 0,50% si el Dax estuviera en 5.000 puntos. Y lo estuvo, así que si el mercado cae con virulencia, es absolutamente necesario reformular las ganancias a conseguir cada día; si sube no es tan necesario. Al contrario, hace más fácil lograr el objetivo diario.

Por tanto, el sistema es un conjunto de dos cosas: un indicador que nos diga hacia dónde es más probable que el mercado consiga mi objetivo y un control total de la avaricia. Porque en realidad el indicador no puede predecir toda la vela. Por lo general, si el objetivo se va a conseguir, lo hace en las primeras horas de sesión, porque es donde el indicador tiene cierta capacidad de adivinación. Luego, las noticias, los rumores y Wall Street pueden ayudar o mandarnos al carajo, y eso el indicador no es capaz de anticiparlo…

Eso es todo, amiguitos. Seguimos con las pruebas y con las pilas puestas. El siguiente paso es conseguir un código que haga exactamente lo que he descrito (y alguna cosa más que quiero experimentar) y probarlo sobre el otro índice en el que creo que tiene posibilidades serias de ser muy rentable: el Ibex. Tener código nos servirá para ir un poco hacia atrás en el backtest, pero dada la característica principal del indicador, que es la de buscar valores alcistas y bajistas entre los que componen el índice, cuanto más atrás menos se parecerá el índice al actual y menos sentido tendrá la prueba.

De momento, el backtest es una tabla de Excel en la que tenemos apuntados los resultados de los últimos seis meses. Si se comporta así siempre, hemos dado con algo muy bueno:

SISTEMA

¿Lo compartes?
Publicado en: Sistema Etiquetado con:
7 comments on “Cuando la clave está en dominar la avaricia
  1. mlarranaga dice:

    Hay algo sobre lo que debemos trabajar mucho para que el sistema sea viable y es el control de las pérdidas. El sistema es excepcionalmente bueno en cuanto a su capacidad de acertar, pero no en cuento a su capacidad de cortar las pérdidas y eso es necesario en cualquier sistema se queremos que sea ganador. Para eso necesitamos un código sobre el que seguir con los experimentos y más que posiblemente, datos intradiarios de los índices.

  2. John Henao dice:

    Se ve bien Miguel, con este sistema, controlando la parte psicológica y la avaricia , debería tener un buen resultado.
    Tienes algún estudio sobre el SP500 ?

    • mlarranaga dice:

      En cuanto tengamos código lo tendremos, seguiremos en el foro con el asunto, que falta mucha tela que cortar

  3. bycasoft dice:

    Buen trabajo. Gracias Miguel!!!

  4. fernango dice:

    Puedes Miguel comentar a en que mercado se basa la tabla y en que fechas. Porque aparte de que creo que tiene errores (al menos de signos positivos y negativos) no veo por donde pillarla.

    • mlarranaga dice:

      El experimento está realizado sobre el Dax desde enero de este año. ¿Errores de signos? No lo creo, pero tampoco es descartable al 100%. No intentes resproducirla, porque enseguida tendremos código para los backtest

  5. amatute dice:

    ¡¡ENHORABUENA!! Miguel.

    La tabla de resultados es impresionante, y dominar la avaricia para mí no va a ser difícil.

    Gracias.

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Uso de cookies

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y nosotros nunca las hemos usado para nada, pero la Ley nos obliga a advertir de su presencia, así que lo hacemos. Si quieres que desaparezca este aviso, pulsa en aceptar, aunque no pasa nada si no lo haces porque si sigues navegando el aviso te "persigue" y se supone que también aceptas las "cookies" . Si deseas más información sobre nuestra política de cookies, pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies