El extraño caso del máximo del S&P 500 con amplitud negativa

Ayer tuvimos un nuevo máximo histórico del S&P 500. Conseguido por solo tres décimas respecto al anterior, pero máximo al fin y al cabo. Y además del estrecho margen, presenta otra anormalidad a efectos de la amplitud: se ha conseguido en una sesión en la que el número de valores al alza ha sido menor que el número de valores a la baja en Wall Street. La suma de los valores al alza en el Nyse y en el Nasdaq es inferior a la suma de los valores a la baja.

sp4

No me refiero a que el saldo sea menor que el día anterior, no. Me refiero a que el saldo es negativo. ¿Pasa esto muchas veces? ¿Qué repercusión tiene cuando ocurre? ¿Es síntoma de algo?

Recordemos que los propios creadores de los indicadores de amplitud, el matrimonio McClellan, dejaron escrito en su magistral “Patterns for Profit” (nunca en menos páginas se pueden decir tantas cosas importantes) que hay que buscar cualquier patrón que siendo repetitivo nos otorgue una ventaja estadística. ¿Es esto un patrón? Eso es lo que me he propuesto encontrar desde que caí en la cuenta de que se había producido lo que, de partida, considero una anormalidad.

Lo primero, dado que el gráfico de amplitud diaria suele ser bastante galimatías, es detectar cómo observa el Oscilador McClellan este fenómeno:

sp2

Como cabía esperar (de hecho no hay otra posibilidad) se manifiesta bajando, así que lo que tendremos que buscar son lugares en los que se haya producido un nuevo máximo y el Oscilador no haya subido.

Para ello, he programado un sencillo indicador que me representa en el precio con una flecha roja los días en los que se produce lo que yo considero una anormalidad. Se puede ver en el gráfico superior y ahora la veremos en los gráficos posteriores para descubrir los lugares en los que se han dado estas mismas circunstancias y su efecto.

Estos son los primeros sitios en los que retrocediendo he encontrado nuevos máximos con el Oscilador descendente, es decir, amplitud negativa:

sp3

Se ven las flechas rojas y además he trazado un círculo rojo para poder localizarlas mejor. De entrada, lo que no parece es muy frecuente este fenómeno. He de aclarar que al indicador le he pedido que el máximo no sea consecutivo, es decir, que la vela anterior no fuera un máximo, porque lo que voy buscando son los arranques, las rupturas.

Lo que obtengo es que en todo el año pasado esta combinación se presentó dos veces y que ninguna de ellas es homologable a la que se nos presenta hoy. En ambos casos, lo que tenemos es un máximo con amplitud negativa pero que no es el primero de la serie, no es el del día de la ruptura de máximos anteriores. He marcado en un círculo verde los días que suponen lo que hoy tenemos, la primera ruptura de un máximo relevante que ha estado tiempo sin poder ser superado y en los dos casos la amplitud fue positiva ese día.

Evidentemente, a medida que ascienden los índices el mercado va debilitando su amplitud y será más normal que aparezcan avances con amplitud negativa que, en zonas de máximos,  en el caso de que se haya producido un mínimo retroceso serán nuevos máximos, que es lo que marca el indicador con las flechas. ¿Dónde tenemos una situación realmente homologable?

sp1

Nada más y nada menos que en diciembre de 2010. Hay que retroceder casi cuatro años y medio para encontrar algo semejante. Una ruptura de máximos, que en ese momento no eran históricos sino solo anuales, y la amplitud del día negativa reflejada en un retroceso del Oscilador McClellan.

Como puede apreciarse, no supuso ningún problema para seguir ascendiendo, de lo que cabría deducir que en realidad marcar un máximo en un día de amplitud negativa no es grave. Sigamos hacia atrás:

sp5 sp6

En marzo de 2010 y en octubre de 2009 encontramos dos nuevos máximos anuales con semejanzas con lo que ahora tenemos. El de marzo de 2010, claramente, no es homologable. El máximo se produce tras un buen periodo alcista en el que el Oscilador McClellan empieza a dar muestras de flaqueza. Aún así, hubo un recorrido apreciable al alza antes de dar lugar a una gran corrección

Más semejante es el de Octubre de 2009 y encontramos que en el corto plazo el precio apenas si prosperó antes de corregir, pero que la tendencia de fondo siguió alcista y no se vio amenazada. Más hacia atrás no he seguido buscando más allá de un vistazo por encima porque creo que no se dieron las mismas circunstancias de mercado. En cualquier caso, no he encontrado nada homologable ni en 2007 ni en 2008.

¿Alguna conclusión? En principio no cabe hablar de una pauta, porque se produce muy pocas veces, y tampoco de un comportamiento homogéneo, así que me quedaré con lo que dice mi sistema sin más condicionantes. No me ha dado señal de entrada y yo cerré las posiciones hace tiempo, así que toca liquidez por el momento.

NOTA DEL AUTOR. Todo lo expuesto en este artículo es fruto de mi análisis, que es el resultado de años de formación y trabajo. Lo comparto exclusivamente con fines didácticos y no representa en absoluto una invitación a realizar operación alguna en el mercado, ni con acciones ni con ningún otro instrumento financiero. Si quieres profundizar en el estudio de los indicadores de amplitud, tanto en nuestro libro como en nuestro foro encontrarás las herramientas necesarias para hacerlo. Si necesitas una primera aproximación, nuestra Guía Rápida del Sistema puede servirte como aproximación a lo que hacemos.

¿Lo compartes?
Share
Publicado en: Blog, Market Timing, Sistema Etiquetado con: , ,
10 comments on “El extraño caso del máximo del S&P 500 con amplitud negativa
  1. Manel dice:

    Divergencias bajistas hay… creo que se acerca el momento de la corrección, pero falta que se concrete con la AD del NYSE pasando por debajo de 50. Cómo lo véis?

  2. Silviana dice:

    Miguel, yo desde mi punto de vista, tampoco he observado fuerza en función de la Teoría de la Bolsa Relevante, y lo de hoy lunes aún ha sido más sospechoso, pues el movimiento al alza ha sido inicialmente más claro, pero se ha girado claramente a la baja.
    Lo curioso es que estemos todos con “la mosca detrás de la oreja”.
    Pero como tu has mostrado, al final lo mejor es seguir la tendencia actual hasta que se demuestre lo contrario.

    • mlarranaga dice:

      Llevo tanto tiempo con la mosca detrás de la oreja que oigo el zumbido constantemente…

  3. Dor dice:

    Pues sí, Miguel. También andaba con la mosca detrás de la oreja y no sabía ni como empezar a estudiarlo o interpretarlo.

    Gracias por compartir el histórico de esta “anomalía” y gracias a Bolsajunior por esa comparativa tan reveladora.

    • mlarranaga dice:

      El día que decidas “subirte” al Amibroker verás lo sencillo que resulta investigar todo eso que te huele raro…

  4. joserain4 dice:

    La verdad es que fué algo que me sorprendió y me has ahorrado el trabajo de estudiar casos anteriores. Yo me esperaba una ruptura con más fuerza al menos por parte de la amplitud, así que considero crucial la próxima semana sobre todo para Europa, que como USA no tire para arriba…..

    • mlarranaga dice:

      Me alegra haberte ahorrado tiempo. Me quedé con la mosca detrás de la oreja nada más terminar Wall Street y me lancé esta mañana a los datos de amplitud a ver si encontraba algo

  5. bolsajunior dice:

    Hay algo que cambia del estado actual respecto a las fechas que nombras, quizás la que más se parezca sea la de oct 2009. Lo voy a exponer con 3 indicadores de amplitud de creación propia.

    Porcentaje de valores alcistas de corto y largo plazo %CLP.
    Neto de valores alcistas de corto plazo %NACP.
    Neto de valores alcistas de largo plazo %NALP.

    VALORES ACTUALES  %CLP 64.61, %NACP -3.7, %NALP 31.5
    VALORES OCT 2009  %CLP 79.56, %NACP 10.83, %NALP 57.96
    VALORES MARZO 2010  %CLP 94.89, %NACP 67.3, %NALP 65.2
    VALORES DIC 2010  %CLP 90, %NACP 41, %NALP 62

    Como podéis ver valores que denotan que el fondo de mercado está bastante más débil que en esas fechas.

    Saludos.

  6. mlarranaga dice:

    Hay máximos que parecen cualquier cosa menos máximos…

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Share