¿La hora de Europa?

El movimiento del BCE el pasado viernes puso en evidencia cómo y cuánto de manipulable puede llegar a ser el mercado y más cuando éste es el único “barómetro” de la situación económica al que pueden agarrarse los que mandan para decir que las cosas no están tan mal.

Cuando cada dato macroeconómico es peor que el anterior y los del PMI alemán y de la Eurozona han sido un desastre esta semana, sólo quedaba porque entrara al trapo el que mejor sabe llevar a los mercados por la senda de las subidas sin hacer en realidad nada: Mario Draghi, el presidente del BCE.

Están los mercados europeos metidos en un lateral que parece eterno por la simple razón de que nadie se atreve a ir contra el BCE y sus anuncios a pesar de que hasta ahora apenas si se han traducido en algo concreto. Si no fuera porque nadie se atreve a estar mucho tiempo desafiando a Mario Draghi, las cosas deberían haberse puesto mucho más serias para los índices del Viejo Continente, pero el caso es que han aguantado mucho más de lo que merecen sus economías y que más que probablemente ahora ha llegado el momento de la verdad, el del ser o no ser.

dax

Ahí lo tienen. Los indicadores de amplitud no engañan y la debilidad del mercado alemán, el que debe ser el que tire del resto de la Eurozona, es patente. La Línea AD no levanta cabeza y el Oscilador McClellan ha vuelto a entrar en zona negativa pese que el índice sube. A cambio y como defensa, podemos argumentar que el Dax ha estado librando una batalla contra las medias más relevantes y que en el último tirón, el del pasado viernes, parece haber terminado con la de 200 sesiones, por lo que estaría de nuevo alcista para muchos operadores.

Permítanme que me pare un momento en el Oscilador McClellan. ¿Cómo es posible que esté en negativo a estas alturas? Todo tiene su explicación en las sesiones de los pasados miércoles y jueves, en las que el índice alemán se dedicó con ahínco a dibujar una figura clara de vuelta (el miércoles) y a amenazar con una estrella del atardecer (el jueves) que se pasó pintada en el gráfico de forma muy clara hasta que una apertura alcista en Wall Street salvó lo muebles.

Ambas figuras provocaron una auténtica huida del mercado alemán, con bofetadas para deshacer posiciones, en especial entre el mediodía del jueves y primera hora de la tarde. Las cosas se ponían realmente feas y los que siguen el mercado de cerca prefirieron dar un paso atrás. Entre estos dos días el peso de lo que cayó fue abrumadoramente mayor que lo que subió. Luego, desde la tarde del jueves, se han recuperado las cifras, pero el mayor efecto se ha dado en el Dax, que solo son 30 valores, en tanto que en el conjunto del mercado la recuperación ha sido bastante menor.

ibex

No hay más que comparar con el Oscilador McClellan del mercado español. Frente a un selectivo español que aun debe luchar contra su media de 200 sesiones, el Oscilador McClellan presenta un perfil más razonable. No hubo una gran presión vendedora en los días de caídas ya que los bancos se encargaron de que pareciera muy superior la caída de lo que en realidad era. Y cuando el viernes apareció la marabunta alcista, el Oscilador del mercado español partía de mejores posiciones que el del mercado alemán.

Eso sí, las Líneas AD nos muestran lo mucho que distan ambos mercados de que la situación pueda darse por controlada. Se mantienen los máximos decrecientes y aún falta un trecho para superar incluso la línea de tendencia negativa de este indicador.

Nos cuenta Goldman Sachs que estos dos mercados son los que hay que seguir en el inmediato futuro en Europa puesto que son los dos países que van a encabezar la reacción en este lado del Atlántico. Ni pongo ni quito palabra. Sólo añado que el Ibex tendrá primero que desembarazarse de ese cruce de medias tan molesto que tiene justo encima de la cabeza.

Y un “pequeñísimo detalle”: puede que esta recuperación europea tenga que lidiar con un agotamiento de las subidas en Wall Street, lo que siempre añade presión a la caldera. Son conocidos cientos de casos en los que Wall Street ha subido durante una temporada mientras Europa bajaba, pero no se conoce aún ninguno en el que se haya producido el caso opuesto, que Europa suba mientras Wall Street baja. Por tanto, más le vale a Europa que si Wall Street flojea lo haga en forma de periodo lateral y no con caídas.

sp

De momento, el Oscilador subraya que las cosas no están tan boyantes como parece asegurar el último máximo y al Summation le falta aún un poco para conseguir un máximo ascendente que aleje el peligro de un cambio de tendencia inminente. A cambio, el Summation ajustado del Nyse, el usado “oficialmente” por Tom McClellan, ya ha conseguido el nivel 500, que debe ser el objetivo mínimo de todos los impulsos alcistas para asegurar la continuidad de la tendencia.

Por tanto, se puede contar solo muy relativamente con los mercados americanos, aunque ya se sabe que luego harán lo que les dé la gana o lo que dicten los que mandan en el cotarro.

NOTA DEL AUTOR. Todo lo expuesto en este artículo es fruto de mi análisis, que es el resultado de años de formación y trabajo. Lo comparto exclusivamente con fines didácticos y no representa en absoluto una invitación a realizar operación alguna en el mercado, ni con acciones ni con ningún otro instrumento financiero. Si quieres profundizar en el estudio de los indicadores de amplitud, tanto en nuestro libro como en nuestro foro encontrarás las herramientas necesarias para hacerlo. Si necesitas una primera aproximación, nuestra Guía Rápida del Sistema puede servirte para hacerte una idea de lo que hacemos.

¿Lo compartes?
Publicado en: Blog, Indicadores Etiquetado con: , ,
10 comments on “¿La hora de Europa?
  1. Jos. dice:

    Hola Miguel. Una pregunta. Esa amplitud del DAX se refiere sólo a los 30 valores del Dax o a todo el mercado alemán que cotiza en bolsa?? (como aquí serian las acciones del Mercado Continuo Madrid IGM).
    Un saludo.

    • mlarranaga dice:

      A todo el mercado alemán sin quitar ni un solo valor de los que allí cotizan y de los que tengo datos (unos 800)

      • CARLOS dice:

        Caramba!!! Pues no me coincide el Oscilador del DAX, yo lo tengo en positivo.
        Mis datos siguen siendo los de Yahoo, que ya se que no son buenos y cada día peores, pero en el Oscilador hacia atrás si se parecen y el resto de indicadores del IBEX si se parecen.
        Simplemente por si a alguien más le pasa. Lo gratis tiene estas cosas.
        Un saludo.

        • mlarranaga dice:

          Gracias por tu comentario porque gracias a él me he percatado que la base de datos no actualiza bien y que es posible que lleves tu razón. Trato de arreglarla y te digo algo definitivo

        • mlarranaga dice:

          Efectivamente, tras actualizar correctamente la base de datos, el Oscilador del Dax no entra en zona negativa. El bajonazo no llevó al Oscilador a la zona negativa y la recuperación (ahora lo tengo calculado con el lunes incluido ha sido espectacular.

  2. Acho dice:

    Brillante. Un gusto leer estos análisis.
    Confío en que el Ibex llegue a los 11.050/11.150 en una trampa alcista típica de una onda B, suponiendo que la onda A fueron los mínimos del 16 de octubre y no una C como he visto en algunos análisis, que dan ya por finiquitada la correción al periodo alcista 2012-2014 que acabó en los máximos de junio (no me cuadra que la corrección haya terminado en octubre porque no me parece proporcionado en tiempos, creo que queda corrección de medio plazo para rato).
    La onda B no acabaría en estos hipotéticos máximos que planteo entre los 11.050 y los 11.150, sino que sólo lo haria su onda “a” de rango menor… pero ya me estoy extendiendo demasiado en el comentario.
    Realmente lo que quería decir, es que soy un novato total en el análisis basado en la amplitud de mercado, esa es una de las razones que me obliga a leeros todos los días, a ver si se me pegan algunos conocimientos jejeje. Dentro de esta “a” de la B que comento, estamos a mi entender en la onda 3 de la C de la “a”, con posiblidad de iniciar la onda 4 el lunes si amanece lateral/correctivo, presentando alternacia con la onda 2 que fue extremadamente profunda (desde los máximos del 18 de noviembre a los mínimos del 20 de noviembre)… Sea como fuere, si la onda 3 continúa el lunes o comienza la onda 4 ya, cuando llegue la onda 5 me fijaré si la onda 5 presenta mayor pobreza en la amplitud de mercado que esta onda 3, dado que suele ser una característica habitual de las ondas 5 frenta a las ondas 3. Y vendré a leeros para ver qué comentáis al respecto.
    Un saludo!

    • mlarranaga dice:

      Cuidado que, a veces, las trampas alcistas se convierten en oportunidades perdidas para aquellos que las calificaron de trampas y decidieron esperar al corto en lugar de aprovechar el largo.

      Tu razonamiento me gusta en el planteamiento, pero tanto Elliott me marea.

      • Acho dice:

        Jejeje perdona, sin gráficos contar un análisis de ondas es infumable. Yo voy largo hasta los 10.950/11.150 vigilando el día a día, ya habrá tiempo de vender si las piezas encajan con lo pronosticado.De momento hoy hemos hecho el máximo de la onda 3 y hemos iniciado la 4.

  3. Manel dice:

    Haciendo un símil con el tenis, parece que en Europa estamos a la expectativa de si la bola pasará la red o no… Lo que me recuerda a la película match point ;D

    • mlarranaga dice:

      El problema es que puede ser un partido aburrido de esos de dos “pasabolas” al fondo de la pista que siempre esperan al fallo del contrario…

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Uso de cookies

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y nosotros nunca las hemos usado para nada, pero la Ley nos obliga a advertir de su presencia, así que lo hacemos. Si quieres que desaparezca este aviso, pulsa en aceptar, aunque no pasa nada si no lo haces porque si sigues navegando el aviso te "persigue" y se supone que también aceptas las "cookies" . Si deseas más información sobre nuestra política de cookies, pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies