La línea AD, el chivato adelantado

La Línea AD o Línea de Avance y Descenso es el indicador de amplitud más extendido, conocido y usado. Se calcula por la suma acumulada de los valores que suben y bajan cada día, de forma que su suban más que bajan, la Línea AD subirá y si bajan más que suben, la Línea AD bajará. Por lo general, como siempre que hablamos de indicadores de amplitud, la mayoría de los autores se refieren al Nyse, pero nosotros usamos en este indicador la correspondiente a la suma del Nyse y el Nasdaq.

Lo primero que cabe decir de la Línea AD es que no es un indicador de señales, sino de seguimiento de la tendencia del mercado. Tiene, como indicador de suma acumulada, características parecidas al Summation, con la particularidad de que éste es más directo y, por tanto, volátil.

¿Para qué usarlo? En líneas generales, para evaluar la “salud” de una tendencia. Si la Línea AD se mantiene ascendente cuando los precios son ascendentes, buena señal. Si empieza a marcar picos decrecientes, peligro:

Línea AD y Crash de 1987

No es un gráfico cualquiera, es el de los meses que precedieron al Crash de 1987. Stan Weinstein, que usó el Momento de Mercado para discernir cuándo había que cerrar las posiciones y logró con ello evitar la ruina, a buen seguro que observaba de cerca la evolución de la Línea AD, de la que se declara seguidor en  su obra “Secretos para ganar en los mercados alcistas y bajistas“.

Evidentemente, no podemos ni debemos esperar un crash cada vez que se produzca una divergencia entre la formación de nuevos máximos en el precio y la no ratificación de estos máximos por parte de la Línea AD, pero no está de más andar con pies de plomo cuando se produzcan este tipo de divergencias. Para tranquilidad de todos, señalar que son mucho menos habituales de lo que uno pueda imaginar y, para una mejor operativa, es conveniente resaltar que no deben buscarse divergencias de muy corto plazo, sino en el medio y largo.

De otra parte, tampoco es inhabitual ver lo que se supondrían divergencias negativas en los arranques alcistas:

divergencia alcista de arranque

Nada de alarmarse, ya que es un fenómeno bastante normal. La Línea AD está compuesta por todos los valores que cotizan en el mercado americano, y más en nuestro caso que usamos la del Nyse y el Nasdaq conjunta, en tanto que en el índice S&P 500 cotizan solo los 500 mayores valores del mercado. Cuando el índice arranca con fuerza, lo hace arrastrado por los grandes valores y termina contagiándose al resto del mercado y eso es lo que refleja esta presunta divergencia que, en realidad, debe ser tomada como una señal alcista según nos mostró el mismo Stan Weinstein. Las divergencias son incluso más acusadas con el Dow Jones, en el que solo cotizan 30 valores realmente grandes.

Como puede apreciarse, las aplicaciones de la Línea AD son muchas, pero aún es más útil cuando se le añade una media de referencia, que en nuestro caso es la media ponderada de 150 periodos. Su posición respecto a la media ponderada nos alertará de si los recortes van en serio o se trata de simples retrocesos. En general, deberíamos cerrar las posiciones largas cuando la Línea AD corta a la baja a su media de referencia por el peligro de que la caída sea acusada, pero en ello influirán decisivamente otro tipo de factores que se valoran en cada momento, entre los que destaca la propia situación del valor, que puede seguir subiendo mientras el mercado baja o con una corrección plana que no hace saltar el stop.

En contra de las bondades de la Línea AD, hay que decir que es un indicador que puede “volverse loco”:

Fallo de la línea AD 1998-2001

El gráfico corresponde al periodo transcurrido entre 1998 y 2001, la última fase de lo que se conoció como “burbuja tecnológica“. Al final, la insistencia de la Línea AD por no ratificar los máximos conseguidos por el precio tuvo razón y el mercado se derrumbó. Sin duda, avisó con insistencia. “Ya lo había dicho yo“, que diría un castizo. El problema es que atendiendo a esta señal hubiéramos estado tres años y medio fuera del mercado, un periodo en el que S&P 500 hizo más de 600 puntos. He aquí una razón para que las señales de compra y venta no dependan de un solo indicador.

¿Lo compartes?
Publicado en: Indicadores, Market Timing Etiquetado con: ,
One comment on “La línea AD, el chivato adelantado
  1. mlarranaga dice:

    Vamos hoy con la Línea de Avance y Descenso o Línea AD, el indicador de amplitud más conocido y seguido, pero no por ello el más fiable.

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Uso de cookies

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y nosotros nunca las hemos usado para nada, pero la Ley nos obliga a advertir de su presencia, así que lo hacemos. Si quieres que desaparezca este aviso, pulsa en aceptar, aunque no pasa nada si no lo haces porque si sigues navegando el aviso te "persigue" y se supone que también aceptas las "cookies" . Si deseas más información sobre nuestra política de cookies, pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies