Wall Street, un mercado; Europa, un mercadillo

Todo el mundo habla de recuperación de las Bolsas pero sólo es cierto en Wall Street, que es un mercado, mientras el mercadillo europeo no puede con su alma.

mercado

No hay más que mirar los gráficos. Ni siquiera hace falta tirar una línea. Los índices europeos son un desastre sin paliativos deambulando sin rumbo ni fuerzas en tanto que Wall Street llegará a donde llegue, que está por ver, pero hay determinación.

Vamos a ver algunos gráficos:

Dax Alemania Ibex España

Vemos el Dax alemán y el Ibex de nuestras entretelas en gráficos en los que se han marcado en rojo los mínimos absolutos y de cierre de las últimas 52 semanas y en verde se ha hecho la misma maniobra con los máximos anuales.

Salta a la vista que transitan por zonas mucho, pero que mucho, más cercanas a los mínimos que a los máximos y también salta a la vista que se han empantanado con nuestra media más utilizada, la ponderada de 150 sesiones. Adicionalmente, por si alguien tiene curiosidad, se ha resaltado con rotulador que ambos índices están en pérdidas anuales. Los gráficos son del miércoles así que hoy será peor aún.

¿Es esta la gran mejora de las Bolsas que hace que fluya el capital a esos fondos de inversión tan magníficamente gestionados por estos lares como nos contaba Alberto en su último post? Es que me entra la risa, pero más aún si comparo los gráficos con el del S&P 500:

sp

¡¡Vaya hombre!! Parecen gráficos de planetas distintos. Resulta que el S&P 500 sí está mucho más cerca de los valores máximos de un año que de los mínimos de 52 semanas. Será por eso que a todo el mundo se llena la boca de hablar de la mejora de los mercados, aunque deberían matizar que eso no incluye a los europeos, que apenas llegan a la calificación de mercadillo.

Se puede apreciar en el gráfico del S&P 500 que, a pesar de la dura caída sufrida a comienzos de año, se ha repuesto y está en mínimas ganancias anuales, que ha traspasado la media ponderada de 150 sesiones, con ‘pullback’ incluido y, para quien tenga curiosidad por trazar las líneas, se aproxima a las primeras directrices bajistas de largo plazo.

Vamos que el Dax y el Ibex se parecen al S&P 500 lo que un huevo a una castaña. O incluso algo menos. Pero ya se sabe: los mercados están mejorando mucho. ¿Será que ahora todo el mundo invierte en acciones americanas? De verdad que me entra la risa.

¿Cómo hemos llegado a esta situación?

Pues no ha sido sencillo hacerlo tan mal, pero es que Europa no sirve ni para copiar a Wall Street. Andan empantanados con que si sube o si baja el petróleo y replican la reacción de Wall Street cuando el petróleo se hunde sin pararse siquiera a pensar que para Europa un petróleo barato es una bicoca, más allá de consideraciones deflacionistas (el efecto estadístico dura un año y luego deja de tener presión deflacionista, pero eso no lo cuentan tampoco).

Ahora mismo andan mirando si la Fed va a subir los tipos dos o cuatro veces este año, como si a Europa le fuera la vida en ello y sin percatarse de que lo que hay que mirar es otra cosa completamente distinta: la guerra de monedas con la que todos, menos Europa,  maquillan las cuentas vendiendo en el exterior lo que no colocan en el interior.

Y ahí tenemos al Euro fortaleciéndose con los tipos al 0% y al dólar debilitándose cuando la previsión es que suban los tipos. Me da igual si dos o cuatro veces. En Estados Unidos ya se paga por el dinero y la previsión es que cueste más a final de año. ¿Cómo es posible? Sencillo, porque los estímulos de Draghi no funcionan.

El dinero que el BCE pone encima de la mesa no sirve ni para mejorar la cara de los bancos y no hablemos ya de estimular el consumo. No hay crédito por mucho que se empeñen los unos y los otros. Y no lo va a haber por la sencilla razón de que no es negocio para un sector bancario que acusa sobremanera el estrechamiento de márgenes. Al final, suspenderán el dividendo, ya lo verán.

Tenemos a Draghi que no desaprovecha ni una oportunidad para recordar a los Gobiernos que hay que poner en marcha reformas de calado para ganar competitividad y que por esa vía se podrá salir adelante, que los estímulos son un parche para ganar tiempo sin hundirnos demasiado. ¿Y los gobiernos? Mirando para otro lado, claro.

Entre todos la mataron y ella sola se murió. Nadie cree en los estímulos de Draghi y el euro sube. En cambio, creen a pies juntillas cualquier declaración de un ordenanza de la Fed que diga que le parece que va a haber pocas subidas de tipos al otro lado del charco.

Lo que ha quedado claro es que las Bolsas europeas no han aprovechado sus bazas. El euro llegó a 1,04 dólares y hoy ha vuelto a 1,13, su nivel más alto desde octubre del año pasado. Y eso que han subido los tipos en Estados Unidos…

Siempre he dicho que los mercados europeos no tienen personalidad. Han tenido motivos y oportunidades para desligarse de Wall Street y hacer la guerra por su cuenta, pero son incapaces. Bueno, en realidad sí se han desligado. Van mucho peor.

¿Se puede esperar algo distinto a corto plazo?

Esa es la pregunta que me he hecho, mirando gráficos y gráficos para ver si por alguna parte hay un resquicio que nos permita suponer que los mercados europeos están en realidad calentando motores para el despegue. Pero las Bolsas europeas no están preparadas para despegar. Les muestro por qué:

S&P 500, máximos y mínimos anuales

Este es un gráfico del S&P 500 un poco ‘especial’ ya que contiene dos indicadores ‘de la casa’, de esos que cuentan el porcentaje de valores que cumplen una determinada condición. ¿Cuál? El indicador azul, el porcentaje de valores de la suma del Nyse y el Nasdaq que están al menos a un 5% de su máximo anual. El rojo, lo contrario, el porcentaje de valores que están a un 5% o menos de sus mínimos anuales.

Vemos en el centro cómo en la recuperación anterior, el indicador de valores cercanos a máximos evolucionó satisfactoriamente, pero el que cuenta los valores cercanos a mínimos debería haber descendido y en cambio, subió. Había mucho lastre bajista y cuando esto ocurre termina imponiéndose. Ahora, como podemos ver a la derecha del todo, no hay color. Los alcistas ganan por goleada y los valores cerca de mínimos están en su nivel más bajo en más de un año.

Suponiendo que un mercado sube cuando suben los valores que lo componen y que cuando van subiendo los valores, cada vez habrá más que estén cerca de sus máximos anuales, tenemos que el mercado americano está respaldando lo que hace el S&P 500. Que no es una recuperación en falso o artificial.

Luego pasará lo que pase, pero hay base y eso reduce mucho las posibilidades de grandes disgustos. El panorama es alcista aunque tenga toda la pinta de necesitar un recorte a corto plazo para dar salida a la sobrecompra.

Vamos con Europa:

Max Min alemania MAX MIN ESPAÑA

En el gráfico superior tenemos al Dax y lo que ocurre con los valores cerca de máximos y mínimos en todo el mercado alemán, en tanto que en el gráfico inferior tenemos al Ibex y los mismos indicadores referidos al mercado español.

Empecemos por el Dax y el mercado alemán. Suben los valores cerca de máximos y no bajan apenas los valores cerca de mínimos. Incluso, suben en los últimos tiempos. En esta “gran subida” aún hay un 26% de los valores del mercado alemán que están a menos de un 5% de sus mínimos anuales, mientras que los valores que están a menos de un 5% de sus máximos anuales son un 30%. Acompaña una parte del mercado, pero aún queda mucho lastre.

En el Ibex y el mercado español, en cambio, se puede apreciar cierto comportamiento positivo. Los valores cerca de mínimos sí están descendiendo poco a poco y los valores cerca de máximos suben, aunque sus máximos siguen siendo claramente decrecientes. El problema viene cuando nos ponemos a ver qué porcentajes maneja cada indicador. Un 29% de los valores están a un 5% o menos de sus máximos pero un 28% están a menos de un 5% de sus mínimos anuales. Mucho lastre, pero que mucho.

No parece que los mercados europeos tengan la misma decisión alcista que los americanos ni por asomo. Las diferencias son muy claras. Unos sí recuperan terreno y otros no, se pongan como se pongan los que hablan de recuperación de los mercados.

¡¡Buen trading!!

NOTA DEL AUTOR. Todo lo expuesto en este artículo es fruto de mi análisis, que es el resultado de años de formación y trabajo. Si te ha gustado, me haces un gran favor si lo compartes en las redes sociales. Mis análisis los publico exclusivamente con fines didácticos y no representan en absoluto una invitación a realizar operación alguna en el mercado, ni con acciones ni con ningún otro instrumento financiero. Si quieres profundizar en el estudio de los indicadores de amplitud, tanto en nuestro libro como en nuestro foro encontrarás las herramientas necesarias para hacerlo, incluso una tabla de Excel con todos los datos y cálculos necesarios. Si necesitas una primera aproximación, nuestra Guía Rápida del Sistema puede servirte como aproximación a lo que hacemos.

NOTA DEL AUTOR II. Para facilitar el seguimiento de los artículos del blog hemos creado una página en Facebook. Nos encantará que entréis en ella (ya hay suficientes artículos para que se pueda leer un buen rato) y nos ayudarán mucho vuestros “me gusta”, vuestros comentarios y vuestras sugerencias.

Publicado en: Market Timing Etiquetado con: , , ,
9 comments on “Wall Street, un mercado; Europa, un mercadillo
  1. Tlaloc dice:

    hola, dos cosas: El -DI ha roto al alza el ADX, y en el SP500, DJI y NYSE parece que empieza la caida del ala derecha de un murciélago. El pico del ala izquierda en el SP500 fue 2081 y el supuesto máximo del ala derecha 2075. En el DJ el ala derecha es un poco más alta y en el NYSE un pelín menor.Si se confirma…Yo por si acaso, ya estoy bajista.

    • Miguel Larrañaga dice:

      Llevas días avisando, así que nadie puede decir que le ha pillado desprevenido…

  2. Jesús dice:

    La subida del euro es suficiente razón. Desde mínimos, Dow y SP habían subido como un 2,5 más que el Eurostox50.

    • Miguel Larrañaga dice:

      No tengo yo tan claro que el euro sea una causa de nada. Podría ser un efecto de lo poco que importa lo que aquí pase a los que mueven el dinero en el mundo, que solo miran hacia Estados Unidos y, en ese caso, habría que preguntarse por qué “pasan” de Europa. A lo mejor es que este continente es un cachondeo…

  3. Carlos dice:

    Hola Miguel:
    Intuyo por tu brillante artículo en Investing que el ADX de Welles Wilder a podido dar señal de cortos.
    Podrías hacer un post con el gráfico a día de hoy, si no es pedir demasiado, porque a lo mejor es un tema que se debate en el foro premium.
    En cualquier caso, enhorabuena por tus artículos, me gusta tu serenidad a la hora de mirar a los mercados.
    un saludo,

    • Miguel Larrañaga dice:

      El artículo de Investing se publicó en este blog hace ya algún tiempo, concretamente el 17 de febrero. Me invitaron a participar y cuando me acuerdo reproduzco algunos posts que ya he publicado aquí. Ése en particular lo puedes encontrar aquí.

      Respecto a tu intuición, no es correcta. El ADX de amplitud está muy “abierto” como corresponde a un periodo de subida casi sin oposición y el mercado ha pasado a alcista hace ya algún tiempo. Nos hemos ocupado de todo ello en el Foro en su debido momento.

  4. Miguel Larrañaga dice:

    Después de haberlo escrito se me ocurren otras doscientas razones para explicar por qué Europa no sube y Wall Street sí. Seguramente volveré a este asunto dentro de poco…

Suscripción por mail

Introduce tu dirección de correo electrónico:

Uso de cookies

Esta página web utiliza "cookies" porque no hay forma de hacer una página sin usarlas o de que te encuentre un buscador sin ellas. Siempre han estado ahí y nosotros nunca las hemos usado para nada, pero la Ley nos obliga a advertir de su presencia, así que lo hacemos. Si quieres que desaparezca este aviso, pulsa en aceptar, aunque no pasa nada si no lo haces porque si sigues navegando el aviso te "persigue" y se supone que también aceptas las "cookies" . Si deseas más información sobre nuestra política de cookies, pincha el enlace.plugin cookies

ACEPTAR